El embalaje a medida: Usos y aplicaciones

3 mins

Se puede considerar que, tras el producto o acabado, el embalaje es lo más importante. Es, literalmente, la carta de presentación del producto y, por otro lado, puede empeorar o mejorar la imagen de la empresa o la de una marca determinada.

Así, en los últimos años, el embalaje a medida se ha erigido como una forma de diferenciación y de personalizar al máximo la imagen o el producto de la compañía. Eso sí, sin perder su función principal de protección. 

Para poder entender la importancia y la apuesta de muchas compañías por este embalaje, en esta entrada, le aportamos más información.

¿Qué es el embalaje a medida?

Se puede definir el embalaje a medida como aquel que no solo tiene cualidades que protegen al artículo, también el que se adapta al máximo a la empresa o producto, además de en lo referente al espacio que ocupa y en su encaje, en materia de branding

Generalmente, los propósitos del embalaje a medida son el de la colocación del artículo en el interior, de manera segura, de forma que quede completamente quieto en la logística y, por otro lado, aprovecharlo como fines de marca o marketing

De cara al exterior, a los demás, puede parecer muy costoso apostar por embalajes que se adapten a la perfección a nuestras exigencias. Pero esto no es así: es una inversión que aporta un ahorro de dinero y tiempo destacado, a medio plazo, a la par que mejora la experiencia de los clientes con el embalaje.

¿Qué tipos de embalaje existen dependiendo de su funcionalidad?

Hay tres tipos de embalajes a medida, los cuales se dividen en embalaje primario, secundario o terciario. Todos quedan detallados en las siguientes líneas, aunque son los dos primeros los más usuales y conocidos por la población.

Embalaje primario

En el mercado es conocido como el embalaje minorista, es decir, el que es usado especialmente por pequeñas empresas y particulares. Está en contacto con todo tipo de productos. La principal característica de este tipo es sorprender a la persona que va a usar o abrir el producto, esto es, tiene un fin atractivo. Así, puede quedar concebido como una carta de presentación del producto, siendo la última de defensa ante golpes o las inclemencias meteorológicas. Es la protección del producto con el mínimo material posible.

Embalaje secundario

Es una agrupación de embalajes primarios. La protección con respecto a los anteriores es algo más elevada. Facilitan la labor comercializadora del producto en cuestión, a mayor escala, algo que ocurre por ejemplo en las cajas de cartón que contiene un paquete de productos. Su principal característica es que es resistente al apilado, contiene una cantidad concreta de artículos y atrae la mirada del cliente.

Embalaje terciario

Lo más común de este tipo es que no llega a ser visto por parte de cliente, siendo su función principal la de aportar estabilidad y permitir la compactación de las cajas. Reúne en sí características de los dos tipos anteriores para crear unidades de carga mayores. Su forma más extendida son los palets o contenedores y cajas de cartón modulares. Estamos hablando, en definitiva, de una protección mayor, usada en grandes empresas logísticas e industriales.

Materiales utilizados para packaging a medida

También existen materiales que pueden definir el tipo de embalaje a medida que vayamos a emplear. Así, en PMA disponemos de dos soluciones: el plástico y el embalaje de papel y cartón que, seguro, cumplen sus expectativas. A destacar algunos productos reciclados, muy demandados por empresas o particulares.

Embalajes de plástico

Por precio, versatilidad y ligereza es el material más común y empleado. Es el ideal si lo que se desea es resistencia ante la humedad y el polvo. Su variedad, con varios tipos en el mercado, lo convierten en una apuesta segura para las empresas. En PMA contamos con bobinas film o retractiladoras, las cuales envuelven al producto y proporcionan una protección sin igual. También existe la posibilidad de adquirir cintas enfajadoras de plástico transparente o cantoneras de plástico.

Embalajes de papel y cartón

Son muy valorados al evitar roturas y golpes. Pueden ser de celulosa o papel kraft. Este último es demandado por su imagen y sostenibilidad. Uno de los productos más vendidos y que aporta una excelente imagen son las cantoneras protectoras para esquinas, de cartón. Si se desea, se puede apostar por el kraft o los sobresburbuja.

Como ha podido comprobar, el embalaje a medida puede adaptarse a la perfección a las necesidades de la empresa. En PMA le ofrecemos diferentes productos para que pueda disponer de soluciones personalizadas y diferenciadas al resto. Contáctenos si tiene alguna duda.